24 de mayo de 2009

ESTRUCTURA DE LA NARRACIÓN

Una estructura mínima de la narración presenta un personaje identificado, quien es aquel elemento que experimenta los sucesos o hechos referidos en ella. En el estudio de las narraciones se ha aplicado el término actante que amplía la noción de personaje. Este personaje puede o no, ser también narrador de la historia.

En muchas narraciones especialmente en las breves, es posible identificar la siguiente estructura mínima en la narración:
  • Introducción (o inicio o planteamiento o presentación) se refiere a la parte donde se indica el lugar y el tiempo en que se desarrolla la acción; y se presentan a los personajes.
  • Nudo (o conflicto o quiebre) Es el conjunto de los hechos que les ocurren a los personajes. En ella debemos incluir la manera en la que ocurre la acción y la causa. Es el desarrollo de la acción.
  • Desenlace (o resolución o final) Es el final; donde se solucionan los problemas y donde se produce el desenlace. Suele ser breve.

Esta estructura no es necesariamente identificable en otros subgéneros narrativos como el relato, la novela o en el microrrelato, pero si en el cuento, leyenda o fábula.

Como hemos anotado, la historia o trama es el conjunto de los hechos que les ocurren a los personajes en un lugar y un tiempo determinado. En otros subgéneros narrativos podemos encontrar las diferentes partes de la trama un poco más compleja, utilizando estructuras narrativas modernas, como son:

  • Acción lineal: la acción se desarrolla cronológicamente, sin anacronías, ni saltos temporales.
  • Evocación retrospectiva: la narración se estructura con frecuentes vueltas al pasado.
  • Anticipaciones: saltos temporales hacia el futuro.
  • In mediae res: la acción se sitúa en medio del relato, vuelve atrás para narrar desde el comienzo y cuando llega al centro prosigue linealmente hacia el final.
  • Técnica del contrapunto: se presentan unas secuencias deslavazadas, aparentemente sin conexión entre sí, a las que se vuelve una y otra vez. A medida que avanza la obra, el lector debe reconstruir la relación que existe entre las diferentes secuencias, así como su orden cronológico.

Otra forma de observar la estructura de la narración está referida a cómo esta organizada el marco narrativo, así tenemos:

Estructura externa: forma de presentar la obra: capítulos, libros, episodios…

Estructura interna: ordenación y distribución de los hechos narrados.
La estructura interna de una narración la forman los apartados que haya en el desarrollo de la trama, en su contenido. Estos elementos se organizan de forma variada, aunque es frecuente una secuencia lineal (acción lineal). En este caso se suele dar una estructura básica.

El Contendido Narrativo

El contenido narrativo puede ser: real, imaginario o mixto.

La narración real, cuando el tema o asunto está de acuerdo con el tiempo y lugar, las costumbres y la vida de los personajes, cuyas escenas o acontecimientos se presentan como en una película en forma nítida, colorida, humana y cautivante.

La narración imaginaria, es el relato creativo del autor, en donde los hechos y las imágenes, la acción y los personajes se acercan a la realidad, con la intención de despertar en los lectores, el interés por cosas nuevas.

La narración es mixta, si el autor mezcla los hechos reales con los imaginarios para provocar en el lector comentarios y reflexiones sobre el quehacer de la humanidad.